Postura de la Torsion o Ardha Matsyendrasana

Ardha Matsyendrasana, o más comunmente llamada en clase de Yoga, postura de la Torsión. Sin duda, es una de mis preferidas, ella y sus variantes, que son muchas. Es una de las posturas de Yoga o asanas que no deben faltar en una clase de yoga o en tu sesión particular. Normalmente la realizamos al final de la clase de yoga, por su efecto equilibrante.

¿ Como hacerla ? 

  • Siéntate en el suelo, con la espalda erguida y las piernas estiradas.
  • Lleva tu pierna derecha flexionada y pásala por encima de tu pierna izquierda,apoyando la planta del pie derecho en el suelo y cerca de tu rodilla izquierda. El pie derecho esta orientado hacia delante.
  • A continuación, flexiona tu pierna izquierda, llevando tu pie derecho, cerca de tu glúteo izquierdo.
  • Ahora, alineate, observa tu espalda desde la zona sacro y haz una respiración con la intención de alargar tu columna vertebral hacia arriba hasta tu coronilla.
  • Coloca tu mano izquierda o tu antebrazo izquierdo en la rodilla derecha, suave empieza a girar desde tu zona sacro y tus caderas,  sigue girando tu pecho y finalmente tu cabeza hacia la derecha. Lleva tu mano derecha al suelo detrás de las nalgas.
  • La torsión se realiza desde tus vertebras inferiores (sacro) progresivamente y suave hacia arriba, hacia tus vertebras cervicales y girando suavemente tu cabeza hacia atrás. Relaja tus hombros y el gesto  de tu cara, respira. 
  • En la posición final, llevamos la atención a la respiración, y permanecemos en ella observando y disfrutando.
  • Observa tu espalda, y manten la sensación de verticalidad y relajada.

Deshazla lentamente, desde tu cabeza hacia abajo.

A continuación realiza el mismo proceso, girando esta vez al lado izquierdo. Aquí lleva la pierna izquierda arriba y la pierna derecha queda abajo.

 

 

Variante: Pierna que esta abajo estirada.

Variante de la Torsión con la pierna estirada. 

En clase de yoga, hay muchas personas que nos resulta un poco difícil realizar esta postura, si es así, podemos hacer una variante, un poco más suave, dejando la pierna que se queda abajo estirada. Como puedes ver en esta foto.

 

 

Detalles en la técnica. 

En la postura final, relaja los hombros y el cuello. Que el giro de tu cabeza no sea extremo, hazlo suave y mira hacia atrás.

Las nalgas están en el suelo, estás sentada/o sobre ellas. Y el pie de la pierna que esta abajo, esta cerca de la nalga.

Observa la presión que hace tu pierna flexionada arriba,  sobre el abdomen y respira con suavidad.

Para deshacer la postura, gira primero tu cabeza y con suavidad lleva el movimiento hacia abajo. El movimiento va desde tu coronilla, hacia tus vertebras cervicales, dorsales, lumbares y sacro, en ese orden.

Observa tu respiración, la quietud de tu postura, la flexibilidad de tu espalda, el momento presente, tu misma/o.

Contraindicaciones, realizada con prudencia y suave, no tiene ninguna contraindicación. Ir avanzando poco a poco en ella con tu práctica diaria. Con el tiempo, sentirás el giro con mas fluidez. 

Beneficios mas importantes

Flexibiliza los músculos de la espalda.

La torsión de la vertebras favorece la hidratación de los discos intervertebrales.

Le aporta movilidad a las vertebras sacro y lumbares, impidiendo su enquilosamiento.

Corrige las desviaciones de la columna vertebral.

Tonifica nervios espinales y ligamentos de la columna vertebral.

Previene y alivia el lumbago y los dolores de espalda.

Equilibra el sistema nervioso simpático y el parasimpático.

Masajea los órganos abdominales, estimulando el funcionamiento del hígado, los riñones, los intestinos, el estómago, el bazo y el páncreas.

Aspectos psicológicos,  proporciona calma y serenidad. Es una postura muy equilibrante. También aporta mucha concentración y calma mental, por lo que, muchos la realizamos antes de meditar.

Aspectos energéticosconecta los centros energéticos ( Chakras ) entre sí. Facilita el movimiento de la energía en toda la columna vertebral. Un buen flujo de la energía por el cuerpo, facilita un mundo emocional sano y sin bloqueos. 

Espero que hayas disfrutado y aprendido algo mas sobre la Postura de la Torsión, con este post. Y lo mas importante practica, practica y practica, con Amor.

” El amor es nuestra verdadera esencia ” –Amma 

 

Si tienes alguna duda,  quieres dejarme algún comentario con tu opinión, o hacerme alguna sugerencia sobre lo que te gustaría que escribiera, os invito a hacerlo en este artículo. Será un placer contestarte o escribir sobre tu propuesta.  

Gracias ilimitadas ¡ 🙂

¿Quieres practicar la Postura de la Torsión? ¿Quieres saber sus beneficios?… Clic para tuitear

 

Fotografía.:  Sonia González

2 Comentarios
  • Ana Bejarano
    Posted at 17:29h, 29 mayo Responder

    Esta es una de mis posturas de torsión de columna favoritas. La otra que me gusta, y que me parece ideal en momentos de lumbalgia, se realiza tumbada boca arriba con las rodillas hacia el pecho, y es muy liberadora de todas esas tensiones y contracturas que se producen en la zona baja de la columna. Muchas gracias por escribir este post, Carmen!!! Espero con ganas los siguientes!!

    • admin
      Posted at 09:19h, 31 mayo Responder

      Muchas gracias querida Ana por compartir tu conocimiento y practica de Yoga. Claro que si, Ana, hay mas posturas de Torsión, la que tu comentas, que siempre hacemos en Clase de Yoga, normalmente antes de la relajación. Como la me alegra mucho saber, que cada vez mas personas, escuchamos nuestro cuerpo y sabemos liberar las tensiones de el, para vivir mas felices y con mas salud. Un abrazo enorme.

Publica tu comentario

Pin It on Pinterest

Share This