Mi primer post, dedicado a ellos, los Niños

El yoga en los niños…

¡¡¡ Qué experiencia  impartir  Yoga para niños ¡¡¡, auténtica.

Los niños son juego, espontaneidad, fuente de creatividad, sinceridad y a veces bastante locura.

 

DSC_0494

 

En mi caso, nunca imaginé dar clase de yoga a niños, me parecía bastante complicado y demasiado ruido, pensaba que ya tenía yo el mío y además no quería complicarme con más formaciones e investigar en otro campo.

 

La vida te guía y un día…

Ana -una profe de yoga para niños, a la que agradezco muchísimo- me dijo, ” Carmen tienes la energía y lo vas a hacer fenomenal, yo ahora no puedo seguir dando clases, así que, por que no empiezas tú ? “

y así empecé, ahora hace 4 años… y os puedo decir que he disfrutado muchísimo,

en cada clase me recuerdan que un día fuí y puedo seguir sacando a mi niña interior,

que la Vida a veces puede no ser tan seria como pensamos,

que reír es lo primero,

que el control, a veces, es descontrol,

que dejarse fluir “es lo más”,

que cuando llegan y me besan o me abrazan me siento Super,

que verles crecer mola,

que soltar el cuerpo bailando, corriendo, saltando es Yoga,

que aprender y enseñar valores como compartir, sentir al otro, aliviar su dolor a través del masaje Y hacer viajes con cuentos es Maravilloso,

que despertar en un bosque mágico es Crear,

que decir lo que quieras decir… expresarte con respesto, es Crecer,

que aprender siendo más conscientes desde pequeños, es importante para su Salud,

que aprender a respirar les servirá para afrontar su Vida for ever,

que un día todo lo aprendido le servirá para afrontar su vida de adulto,

Muchas gracias a todos los niños por recordarnos que un día fuimos niños,

y muchas gracias a todos los adultos, por dejar fluir al niño que llevamos dentro.

 

Comenzamos nuestras clases de yoga para niños en circulo, cantando, uniendo nuestras voces, soltando tensión a través de la voz, aprendiendo a cerrar los ojos y escuchar atrayendo su atención Aquí y ahora.

Y me encanta ese momento, hay unos segundos de quietud, aunque como os podéis imaginar, a veces, se mueven, hablan, se ríen, y aun así seguimos, todo es parte, todo es Yoga.

Cantamos….3 veces…

MAAAAA… que simboliza el Amor divino en nuestro corazón, y a la vez levantamos los brazos hacia arriba empezando a estirar el cuerpo.

y

OMMMM… que simboliza la Luz divina en nuestro corazón, y llevamos nuestras brazos hacia abajo uniendo nuestras manos cerca del corazón.

Namasté

3 Comentarios
  • Iris
    Posted at 22:02h, 03 febrero Responder

    MA OM. Me encanta Carmen tu frescura de niña. Que bendición tener esta profe y estos niños.
    ¡¡¡¡Aupa!!!!

    • carmenamrita
      Posted at 10:56h, 05 febrero Responder

      MA OM, mil gracias amiga., tus palabras siempre son muy alentadoras para mí. Gracias por estar siempre ahí y animarme a seguir escribiendo. Namasté. Om.

  • Carlos de la Morena
    Posted at 16:58h, 09 febrero Responder

    Felicidades y enhorabuena por tu experiencia con los niños y por lo que te has permitido aprender en ella…y gracias por compartirlo y darnos la oportunidad a los demás de reflejarnos en ti.

Publica tu comentario

Pin It on Pinterest

Share This