Postura Guerrera, de pie

Postura Guerrera, de pie o Virabhadrasana

Yoga y Naturaleza camina y los pies son vitales y de gran importancia. Observar los pies, la forma que plantamos, la forma de parar  y la forma de caminar, nos puede llevar ha realizar grandes cambios posturales mucho más sanos. Y no sólo eso, puede llevarnos a cambios de actitud ante la vida, como te posicionas y qué camino eliges tomar. 

Los pies, mantienen nuestra postura corporal y todo el peso de nuestro cuerpo.

Tu Consciencia corporal erguida de pie, requiere  la toma de Consciencia de tu plantar, de tu contacto con la Tierra, tu posición estática y tu caminar.

Las posturas de pie, son muy importantes para la práctica de las demás asanas o posturas.

Otra de las posturas de pie, que ya hemos hablado aquí de como realizarla y sus beneficios es la Postura del Bailarín, échale un ojo si te apetece saber mas sobre ella.

Vamos a ver algunas detalles técnicos para realizar esta postura y sus beneficios físicos, emocionales y mentales.

Técnica ( como realizar la postura o asana)

  • De pie, damos un paso hacia delante con la pierna derecha. Flexionamos la rodilla derecha, de tal forma que quede alineada con nuestro talón.
  • Giramos ligeramente el pie izquierdo (el de atrás)  y podemos moverlo suavemente, quedando una postura equilibrada con una buena base sobre la Tierra, nuestros pies y piernas.
  • Con la Consciencia de los pies, las piernas y la Tierra, alineamos la cadera hacia el frente y activamos ligeramente el abdomen.
  • El pecho, los hombros y el cuello relajados.
  • Relaja los músculos intercostales, torácicos y del cuello.
  • Los brazos, manos y dedos bien estirados.
  • Mantén la cara relajada.
  • Encuentra en la postura, armonía, equilibrio y firmeza.
  • Respira de forma natural.
  • Realiza la postura primero con una pierna y luego con la otra pierna, puedes permanecer en ella de 1 a 3 minutos siempre que te sea cómoda

CIMG7671

 Beneficios físicos, emocionales y mentales.

  • Fortalece y modela los músculos de la piernas y caderas, así como, les proporciona mayor flexibilidad.
  • Fortalece tobillos y rodillas.
  • Tonifica los órganos abdominales.
  • Nos aporta fuerza y energía para permanecer estables ante la vida.
  • Motiva y desarrolla nuestra concentración y memoria. 
  • Estabilidad mental.
  • Nos aporta sensación de estar en el mundo con fuerza. 
  • Avanzar con tranquilidad y Paciencia.
  • Seguridad en un mismo. Centramiento.
  • Motivación, alegría y optimismo ante uno mismo. 

 

Estos son sólo algunos de los beneficios, seguro que Tú descubres muchos más con tu práctica personal.

Es una postura que podemos realizar en cualquier momento del día, aunque a mi me gusta especialmente por la mañana, que necesito más energía.

Espero disfrutéis su práctica y si os ha gustado compartáis este post. Si queréis o tenéis dudas podéis dejarlas en comentarios, os contestaré siempre. Un abrazo y gracias infinitas.

Namasté

 

 

 

Sin comentarios

Publica tu comentario

Pin It on Pinterest

Share This